Septiembre 21 / 14 - Escrito por
Afrodescendientes del río Naya solicitaron a la Corte Constitucional revisión de Tutela
Imprimir E-mail

El Representante Legal del Consejo Comunitario Afrodescendiente del Río Naya, Isabelino Valencia Rodallega, solicitó a la Corte Constitucional la revisión de la Acción de Tutela en la que se buscó amparar el derecho al debido proceso en el reconocimiento a la propiedad colectiva del territorio en conexidad con los derechos a la vida, a la existencia y pervivencia como pueblo tribal.

La solicitud de revisión del fallo de segunda instancia del Consejo de Estado no tuvo presente la inexequibilidad de la Ley 1152, la incompetencia de la Unidad Nacional de Tierras - UNAT, para dar cumplimiento a lo resuelto a favor de los afronayeros y afronayeras, ratificando el fallo de primera instancia del Tribunal del Cauca. En sana lógica se supondría que la competencia pasa de nuevo al Incoder, pero éste fue exonerado de responsabilidad en el fallo de primera instancia. Por lo anterior, se presenta un vacío jurídico de competencia para el cumplimiento del fallo de Tutela, quedando nuevamente sin resolver el fondo de la solicitud de titulación colectiva de los afrodescendientes del Río Naya.

Por otra parte, fue radicado un memorial ante el Consejo de Estado solicitando la celeridad para resolver una Acción de Revisión a las Resoluciones de Extinción de Dominio sobre la propiedad de la Universidad del Cauca en el Río Naya.

El riesgo de perdida del territorio se perpetúa por el desarrollo de agronegocios y operaciones foráneas inconsultas en el uso de la tierra con la compra ilegal de tierras, la siembra de coca, y la pretensión de iniciar la siembra de 6.000 hectáreas de palma aceitera. Este es el inició de operaciones tendientes a asegurar la tierra para el Tratado Libre Comercio.

Como un mecanismo de protección las comunidades han creado desde el año pasado, 13 Espacios de Refugio para proteger su vida y el territorio en el marco del conflicto armado, y han adelantado iniciativas de porducción agroecológica.

Adjuntamos las solicitudes presentadas a la Corte Constitucional y al Consejo de Estado. Si ustedes se identifican con ellas, los exhortamos a enviar sus comunicaciones a:


AL
Honorables Magistrados
Sala de Revisión
Corte Constitucional
Palacio de Justicia
Calle 12 No. 7-65
Bogotá D.C. - Colombia
PBX: (57 1) 350 62 00
ACCIÓN DE TUTELA T-2359979
Actor:CONSEJO COMUNITARIO DE LA CUENCA DEL RÍO NAYA
Demandados: Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, Incoder y Unat
Primera Instancia: Popayán, Tribunal Administrativo
Segunda Instancia: Bogotá, Consejo de Estado
Fecha de Radicación: Julio 29 de 2009

Para que sea admitida en Revisión la Acción de Tutela de la referencia y se resuelva por la Honorable Corte Constitucional cuál es el ente competente para el cumplimiento de lo fallado a favor del Consejo Comunitario Afrodescendiente del Río Naya. Y en consecuencia se pueda resolver el reconocimiento legal de la propiedad sobre el Territorio del Naya habitado desde hace 329 años por hombres y mujeres que lograron la libertad ante la esclavitud, pero no pueden concebir esa libertad sin territorio, por lo que requieren el cumplimiento de lo establecido en la Ley 70 de 1993, y les sean tituladas sus tierras de manera colectiva al Consejo Comunitario del Río Naya.


AL
Honorable Magistrado
Enrique Gil Botero
Secretaría General
Sección Tercera
CONSEJO DE ESTADO
Palacio de Justicia
Calle 12 No. 7-65
Bogotá D.C. - Colombia
Teléfono (571) 3506700
Con la siguiente referencia:
Proceso: 11001032600020080011100
Acción de Revisión (Asuntos Agrarios)
Demandante: Universidad del Cauca.
Demandado: Unidad Nacional de Tierras Rurales - UNAT
Contenido Radicación: (36251) DEMANDA ACCION DE REVISION CONTRA LAS RESOLUCIONES Nos. 1367 DEL 17 DE OCTUBRE DE 2008 Y 859 DEL 21 DE JULIO DE 2008, EXPEDIDAS POR LA UNIDAD NACIONALDE TIERRAS RURALES UNAT. PREDIO EL NAYA UBICADO EN LOS MUNICIPIO DE LOPEZ DE MICAY, BUENAVENTURA Y OTROS.

Para que en celeridad y colaboración al cumplimiento del fallo de Tutela resuelto por el Honorable Magistrado Gustavo Eduardo Gómez Aranguren, de Sala de lo Contencioso Administrativo Sección Segunda – Subsección “A”, resuelva cuanto antes la Acción de Revisión solicitada por la Universidad del Cauca sobre las Resoluciones de Extinción de Dominiodel proceso de la referencia. Sin lo anterior, sigue dilatándose la protección efectiva de los derechos del pueblo Afrodescendiente del Río Naya.


AL
Señor Ministro
ANDRÉS FERNÁNDEZ ACOSTA
Ministro de Agricultura y Desarrollo Rural
República de Colombia
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
Avenida Jiménez No. 7-65
Bogotá, D.C.
Teléfono 3419005, Extensión 302 - 303

Como ente encargado de la actuación del INCODER y la UNAT, ordene que se resuelva de manera inmediata la solicitud de Titulación Colectiva del Consejo Comunitario del Río Naya, realizada desde el 23 de diciembre del 2009. Y sin más dilaciones se de cumplimiento al fallo de Tutela, solicitando al Consejo de Estado celeridad en resolver la Acción de Revisión presentada por la Universidad del Cauca sobre las Resoluciones de Extinción de Dominio. Es responsabilidad del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural el garantizar los derechos de la población Afrodescendiente sobre los territorios que han ocupado ancestralmente en las cuencas del Pacífico y en coherencia a los argumentos que el gobierno presenta ante el gobierno de los Estado Unidos para la aprobación del TLC, uno de ellos es el respeto y garantía de los derechos de los grupos étnicos en Colombia.


AL
Rector
DANILO REINALDO VIVAS RAMOS
Universidad Del Cauca
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
Calle 5 No. 4-70, Claustro de Santo Domingo
Popayán – Cauca
Teléfono: (+57 2) 8209910
Conmutador: 8209900 extensiones 1100, 1102, 1250.
Fax: (+57 2) 8209911 y extensión 1251.

Para que siendo consecuentes con el legado que sostiene a todo ente educativo, más aún de formación universitaria, de preservar los principios de constitucionalidad y desde un enfoque social dirigir sus actuaciones al beneficio de la comunidad, renuncien a continuar oponiéndose a la Titulación Colectiva del pueblo Afrodescendiente del Río Naya, habitado desde hace 329 años por hombres y mujeres que lograron la libertad ante la esclavitud, pero no pueden concebir esa libertad sin territorio. En Consecuencia, no realicen más acciones en contra de los derechos de los afrodescendientes y permitan en cumplimiento de la Ley 70 de 1993, dejando que sean tituladas sus tierras de manera colectiva al Consejo Comunitario del Río Naya.

Bogotá, D.C. 10 de Agosto de 2009
Comisión Intereclesial de Justicia y Paz


Bogotá D.C. 05 de agosto de 2009


Honorables Magistrados
Sala de Revisión
Corte Constitucional
E. S. D.


Ref: Radicación No: T-2359979


ACCIÓN DE TUTELA
Actor: CONSEJO COMUNITARIO DE LA CUENCA DEL RÍO NAYA
Demandados: Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, Incoder y Unat
Primera Instancia: Popayán, Tribunal Administrativo
Segunda Instancia: Bogotá, Consejo de Estado
Fecha de Radicación: Julio 29 de 2009

ISABELINO VALENCIA RODALLEGA, ciudadano colombiano, mayor de edad, identificado como aparece al pie de mi firma, actuando en nombre propio y como Representante Legal del Consejo Comunitario de la cuenca del río Naya, me dirijo respetuosamente a los Magistrados de la Sala de Revisión de la Honorable Corte Constitucional para solicitar que la tutela de la referencia sea escogida para Revisión, según lo estipulado en el artículo 33 y s.s. del decreto 2591 de 1991 y el artículo 49 y s.s. del acuerdo 05 de 1992, en consideración de lo siguiente:

1. Tramite de la Acción de Tutela

La ausencia del reconocimiento legal de la propiedad ancestral de los afrodescendientes del río Naya, con 329 años de posesión, se presenta en medio de la ocupación ilegal y de mala fe dentro del Territorio Colectivo del Bajo Naya por personas foráneas, de la militarización bajo la política de seguridad democrática, de los ofrecimientos para realizar agronegocios vinculados con la palma aceitera, de la oposición de la Universidad del Cauca a la Titulación Colectiva, a pesar de existir ya dos Resoluciones que ordenan por parte del Incoder la Extinción del derecho de dominio de la Universidad.

Por ello, con el fin de evitar un perjuicio irremediable, el 17 de julio de 2008 se presentó una Acción de Tutela, suscrita por 1.535 firmas del Consejo Comunitario Afrodescendiente del río Naya contra el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, el Incoder y la Unidad Nacional de Tierras Rurales – UNAT, solicitando el amparo de los derechos al debido proceso, al reconocimiento de la propiedad ancestral a través de la Titulación Colectiva, en conexidad al derecho a la vida, a la existencia y pervivencia como pueblo ancestral, tribal, según lo reconoce el Convenio 169 de la OIT.

La Tutela presentada ante el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, fue fallada el 4 de julio de 2008, negando las pretensiones de los afronayeros y las afronayeras. Por ello, el 21 de Julio del 2008 fue impugnado el fallo de Tutela por el representante legal del Consejo Comunitario de la Cuenca del Río Naya, y pasó a segunda instancia al Honorable Consejo de Estado.

El 17 de septiembre de 2008, el Consejo de Estado resolvió declarar la nulidad de lo actuado por parte del Tribunal Administrativo de Cundinamarca por falta de competencia territorial, y ordenó remitir la Acción de Tutela al Tribunal Administrativo del Cauca para que la resolviera por ser el Juez competente.

De esta manera, el Tribunal Contencioso Administrativo del Cauca en sentencia del 25 de noviembre de 2008 resolvió tutelar los derechos reclamados por los afronayeros al señalar que "ciertamente se observa en el actuar estatal que históricamente ha estado a cargo de la decisión requerida una lenta y poco eficaz actuación que ha permitido que se prolongue en el tiempo la ausencia de solución de una problemática que compromete aspiraciones de una etnia al reconocimiento de un territorio que reclaman como ancestral de sus comunidades".

En este fallo el Tribunal del Cauca resolvió “1. TUTELAR al Consejo comunitario de la cuenca del río Naya, representado por el señor Isabelino Valencia Rodallega los derechos al debido proceso administrativo y a la propiedad territorial en conexidad con los derechos fundamentales a la vida, a la existencia y pervivencia como pueblo tribal que le han sido vulnerados por la Unidad Nacional de Tierras Rurales UNAT” y “2. ORDENAR a la UNAT que dentro de las 48 horas siguientes a la notificación de la presente providencia proceda a Resolver de Fondo acerca de la solicitud de adjudicación elevada por el Consejo Comunitario de la Cuenca del Nata el día 23 de diciembre de 1999 ante el Instituto Colombiano de Reforma Agraria INCORA de lo cual dará inmediato aviso a esta Corporación.”

Tanto la UNAT como la Universidad del Cauca impugnaron el fallo de Tutela y pasó al Honorable Consejo de Estado como segunda instancia. Simultáneamente, la Universidad del Cauca interpuso ante el Consejo de Estado una Acción de Revisión sobre las dos Resoluciones de Extinción de Dominio de parte del territorio colectivo que la Universidad alegaba como suyos.

El 16 de abril de 2009, el Consejo de Estado, a través del Honorable Magistrado Gustavo Eduardo Gómez Aranguren, de Sala de lo Contencioso Administrativo Sección Segunda – Subsección “A”, resolvió la impugnación de Tutela a favor del Consejo Comunitario de la Cuenca del Río Naya, confirmando la protección de los derechos al Debido Proceso y a la propiedad territorial en conexidad con los derechos fundamentales a la vida, a la existencia y pervivencia como pueblo tribal. Y ordenó:

“6.1. CONFÍRMASE la sentencia de primera instancia, proferida por el Tribunal Administrativo del Cauca, dentro de la acción de tutela de la referencia.

6.2. MODÍFICASE el numeral segundo de la sentencia de primera instancia. En su lugar se ordena a la “Unat” para que en un término no mayor a treinta (30) días proceda a resolver de fondo la solicitud de adjudicación elevada por el Consejo Comunitario de la Cuenca del Río Naya.

6.3 REMITASE copia de la presente providencia y de sus anexos a la Procuraduría General de la Nación, para que investigue si la conducta desarrollada por los funcionarios encargados del conocimiento del proceso de titulación colectiva de tierras hasta el año 2007, constituye una falta disciplinaria a la luz de la Ley 734 de 2002.

Notifíquese esta providencia en la forma indicada en el artículo 30 del Decreto 2591 de 1991.

Remítase el expediente a la Honorable Corte Constitucional para su eventual revisión, dentro de los diez (10) días siguientes a la ejecutoria de esta providencia” .

El 26 de junio de 2009, el jefe de la oficina jurídica de la UNAT envió un memorial al Consejo de Estado donde planteaba que ellos habían perdido competencia ante la declaratoria de inexequibilidad de la Ley 1152 de 2007 que los creó y además, argumentan que no pueden resolver el fondo de la solicitud de adjudicación del Consejo Comunitario del Naya debido a que actualmente cursa en el Consejo de Estado una Acción de Revisión a las Resoluciones de Extinción de Dominio.

El 21 de julio de 2009 fue enviado el expediente de la Tutela del Consejo Comunitario del Río Naya a la Secretaría General de la Corte Constitucional para su eventual revisión, a través del oficio No. 4751.

El 29 de julio de 2009, el expediente de la Acción de Tutela del Consejo Comunitario del Río Naya pasó bajo el radicado T-2359979 a la Sala de Revisión de la Corte Constitucional, en espera del Auto que resuelva si será revisada o no.


2. Argumentos para aceptar la revisión de la Acción de Tutela

De conformidad con el artículo 241 de la Constitución Política, la Corte Constitucional tiene la potestad de “revisar, en la forma que determina la ley, las decisiones judiciales relacionadas con la actuación de tutela de los derechos fundamentales”. A su vez el artículo 86 superior, dispone que el fallo de tutela puede impugnarse y en todo caso enviarse a la revisión de la Corte Constitucional.

En desarrollo de estas disposiciones, el Decreto 2591 de 1991 previó la eventual revisión de la Corte Constitucional para las sentencias de tutela. El artículo 32 ordena al Juez de segunda instancia la remisión del “Fallo” que resuelve la impugnación dentro de los diez días siguientes a su ejecutoria. El artículo 33 determina la manera en que la Corte Constitucional selecciona las “sentencias de tutela que habrían de ser revisadas” . Asimismo, esta facultad de la Corte Constitucional fue reglamentada por el artículo 49 y s.s. del Acuerdo 5 de 1992, modificado por el Acuerdo 1 de 2004.

En relación con el sentido y razón de la revisión eventual, ha señalado la Corte Constitucional que “más allá de la resolución de casos en particular, consiste en “asegurar que, por parte del tribunal que tiene a su cargo la guarda de la integridad y supremacía de la Carta Política, se unifiquen los criterios con base en los cuales ella se interpreta y aplica en materia de derechos, se elabore la doctrina constitucional y se tracen las pautas de la jurisprudencia, a propósito de casos paradigmáticos, respecto de el alcance de los principios, postulados, preceptos y reglas de la constitución, sobre los que los demás administradores de justicia se puedan inspirar al momento de pronunciarse acerca de los derechos fundamentales dentro del ordenamiento jurídico colombiano.” ”

En este sentido, la Revisión de Acción de Tutela de la referencia es procedente debido a que el Consejo de Estado, actuando como juez de segunda instancia, a pesar de haber confirmado lo resuelto por el Tribunal del Cauca en lo concerniente al amparo de los derechos al debido proceso, a la propiedad territorial, en conexidad con los derechos a la vida, a la existencia y pervivencia como pueblo tribal y ordenó a la UNAT resolver el fondo de la solicitud de Titulación en un plazo de 30 días, en el fallo no tuvo en cuenta que la Honorable Corte Constitucional mediante sentencia C-175 del 19 de marzo de 2009 declaró inexequible la Ley 1152 de 2007, que en el artículo 19 creaba la Unidad Nacional de Tierras Rurales UNAT, y por lo tanto, a partir de tal providencia la UNAT fue disuelta y desapareció de la vida jurídica. Así, mediante el decreto 1899 del 22 de mayo de 2009, se ordenó iniciar el proceso de liquidación de la UNAT.

Situación por la cual, el 26 de junio de 2009, el jefe de la oficina jurídica de la UNAT envió un memorial al Consejo de Estado donde planteaba que ellos habían perdido competencia ante la declaratoria de inexequibilidad de la Ley 1152 de 2007 que los creó y además, argumentan que no pueden resolver el fondo de la solicitud de adjudicación del Consejo Comunitario del Naya debido a que actualmente cursa en el Consejo de Estado una Acción de Revisión a las Resoluciones de Extinción de Dominio.

En esta incertidumbre jurídica en que se encuentra el fallo, supondríamos que ante la inexequibilidad de la Ley 1152 de 2007, la obligación de cumplir con el fallo de tutela a favor de los afronayeros estaría a cargo del INCODER. Sin embargo, la sentencia de primera instancia del Tribunal Administrativo del Cauca, confirmada en segunda instancia por el Consejo de Estado, resolvió “la imposibilidad de imponer cargas obligacionales al INCODER, entidad de la cual salió la competencia para decidir” sobre este asunto.

En este sentido, nos encontramos ante un fallo inocuo a favor de los afrodescendientes del Naya, es decir, un fallo que a pesar de verificar la vulneración de derechos fundamentales no contiene un mecanismo efectivo para hacer cesar la situación inconstitucional. Un fallo que nos lleva a preguntarnos ¿es justificable que las comunidades que habitan la Cuenca del Río Naya deban soportar las alteraciones organizacionales y administrativas del Estado colombiano que se presentaron, cuando presentaron en el año de 1999 la solicitud de titulación al INCORA y luego una infructuosa espera ante el nuevo organismo encargado, INCODER, vulnerando sus derechos fundamentales y ahora, con la creación y liquidación de la UNAT, sin que se resuelva de fondo su solicitud de titulación colectiva ni se haga efectivo el mandato conferido en los artículos 7º y 55 transitorio de la Constitución Política? ¿Qué institución del Estado debe hacer efectivo el fallo de tutela y decidir sobre el fondo de la solicitud de titulación colectiva del territorio ancestral de los afrodescendientes del río Naya?

Este caso se presenta como una valiosa oportunidad para que la Honorable Corte Constitucional ejerza un control efectivo de la protección de derechos fundamentales de comunidades afrodescendientes, y al revisar la presente acción de tutela module su contenido para que se amparen realmente los derechos declarados como vulnerados.

La Corte Constitucional, en sentencia SU.1219/01, ha sostenido que “el procedimiento de revisión es, por tanto, un mecanismo expresamente regulado en la Constitución con el fin de brindar una protección óptima a los derechos fundamentales en atención a la importancia que ellos tienen para las personas y el sistema democrático y constitucional de derecho”.

Finalmente, y con base a lo anterior, solicitamos a los Honorables Magistrados que la tutela de la referencia sea escogida para Revisión de la Corte Constitucional para que se siente un precedente que iluminará el vacío y la incertidumbre jurídica sobre la entidad encargada de resolver de fondo las solicitudes de titulación colectiva de comunidades afrodescendientes e indígenas, y se garanticen los derechos fundamentales específicos del pueblo tribal de la cuenca del río Naya.

3. Notificaciones

Calle 61 A No. 17-26, Bogotá, D.C. o al telefax 091 3463613.


Atentamente,


Isabelino Valencia Rodallega
C.C. 16.485.366 de Buenaventura
Representante Legal
Consejo Comunitario Afrodescendiente del Río Naya


“somos hombres y mujeres libres, incluso antes de la Ley de 1.851 que oficializó la libertad de todo esclavo que pisara territorio colombiano… pero nosotros no podemos concebir la libertad sin Territorio, sobre todo, la propiedad sobre éste”.

Inscripción Boletín de Noticias

 
http://www.youtube.com/v/oKzdCgUKzuw