Marzo 26 / 17 - Escrito por
Consejo Comunitario del Río Cajambre
Imprimir E-mail

Historia

Data del año 1884, en el que se empezaron a conformar asentamientos humanos en los lugares que hoy constituyen los corregimientos de Silva, Consepcion de Barco y San Isidro en la zona media del río, a partir de familias que venían de los ríos vecinos como Yurumanguí, Mallorquín y Naya y otros zonas del país como Popayán.

El poblamiento en los años posteriores se fue definiendo a partir del auge de las actividades productivas como la madera y la minería. De igual manera, la llegada de la empresa Cartón Colombia a finales de los 60´ y su permanencia hasta los 70´s del siglo pasado generó movimientos migratorios en toda la Costa Pacífica para la actividad de corte y venta de madera y corteza de mangle, lo que propicio el establecimiento de campamentos improvisados en diferentes ríos que después se constituyeron en asentamientos humanos.

Para el año 1970 en las bocanas del río se contaba con las veredas de Pital que era la más grande de esa zona y que en ese tiempo tenía alrededor de 100 habitantes, luego seguía Punta Bonita, Guayabal Timba y Timbita, estas comunidades también tenían como principal actividad productiva el corte de madera, en este sentido, la pesca se realizaba para el autoconsumo mas que para la comercialización..

La extracción de oro también fue una actividad que ocasionó movimientos migratorios en la cuenca. El lugar más representativo fue el río Guapicito, tributario del Cajambre en su parte baja, que fue invadido por personas de otros ríos en los años 80´s, quienes montaron campamentos provisionales y se dedicaron a extraer oro con monitor y con batea, principalmente de las quebradas Santa Rita, San Martín, San Martincito, Palo Blanco, Paletón, Santa Bárbara, Las Panas, Agua Clara y el Galve. Durante varios años, estas personas extrajeron oro de esta zona, pero muy pocos fueron los que se establecieron definitivamente en el río, la mayoría regresaron a sus lugares de origen, dejando tras de sí un impacto ambiental y social en las comunidades que hoy los recuerdan a través de décimas y cuentos que hacen relación a las actividades cotidianas de estos visitantes.

La extracción de oro por parte de los nativos se daba principalmente en la vereda el Chorro y en las quebradas que forman el río Agua Clara en la parte alta de la cuenca, esta actividad sumada a la agricultura y el corte de madera lograba brindar estabilidad económica a la población de la parte alta, que en los últimos años ha sufrido grandes desplazamientos por causa del conflicto armado de nuestro país. En el año 1990 para la zona alta del río se habían constituido 15 asentamientos alrededor de los corregimientos de Barco y San Isidro, que fueron los primeros en conformarse en esta zona. Estos caseríos existen en la actualidad, pero su nivel de población es significativamente más bajo.

Las condiciones de aislamiento de estas comunidades frente a las cabeceras municipales y los servicios sociales del Estado seguía siendo mayor aun en los años 80´s y 90´s, a excepción de la iglesia Católica y la secretaría de educación que tuvo presencia en la cuenca desde los años 50 con las primeras escuelas en el corregimiento de Silva y la vereda Fragua. No existía otro tipo de presencia del Estado.

Quiénes somos


La Organización para la defensa de los intereses del río Cajambre, es una organización de carácter comunitario, autóctonoa y autónomoa, de participación popular e independiente; que impulsa la unión, organización de las comunidades negras asentadas en el territorio correspondiente a la cuaenca hidrográfica del río cajambre y que podrá incursionar en todos los campos de la vida social cultural de las mismas.

El ente principal para la toma de decisiones en el territorio comunitario del río Cajambre es la asamblea general conformado por representantes de cada una de las comunidades presentes en el río. La asamblea se reúne una vez al año, recibe un informe de la junta directiva, y se toman decisiones conjuntamente. El representante legal constituye el principal punto de enlace entre los diferentes estamentos que conforman el Concejo Comunitario, y entre estos y las organizaciones gubernamentales y no gubernamentales con incidencia en el territorio.

Por otro lado los comités veredales reconocen y acumulan las inquietudes de los integrantes de cada comunidad por separado, las discuten y las llevan al comité central, que las depura y organiza en orden de importancia para su posterior discusión en asamblea general.

Objetivos

  • Velar por la defensa de los intereses y derechos de las comunidades del río Cajambre.
  • Concienciar las comunidades para la defensa de su identidad cultural, sus derechos, sus tierras y sus recursos naturales.
  • Fomentar la organización y proyectos de desarrollo participativo que conduzcan al mejoramiento de la calidad de vida en las comunidades.
  • Promover y estimular la participación de la mujer, la juventud y la niñez en las actividades organizativas y productivas.
  • Fomentar programas y proyectos de educación que respeten la identidad cultural de las comunidades, su historia, su signos y valores.
  • Apoyar todas las actividades que desarrolla el l Consejo Comunitario

Qué hacemos

Concientizar, organizar y promover en la comunidad sentido de pertenecia, para la defensa de su identidad cultural, su territorio y sus recursos naturales, fomentando la organización e integración de sus pobladores.

Misión

El Consejo Comunitario propende por una mejora continua de las condiciones de bienestar de las comunidades del río Cajambre, entendido como el fortalecimiento del gobierno propio, la conservación de los recursos naturales, el desarrollo de sistemas sostenibles de producción, la recuperación de la cultura, y la defensa  territorial mediante la acción participativa, la generación de espacios de aprendizaje, de afianzamiento de la identidad, la articulación a procesos regionales y la participación en espacios institucionalizados de toma de decisiones.

Visión

En 30 años el Consejo Comunitario será reconocido tanto en el territorio como por fuera de éste como la principal organización, que ejerce gobierno en el río y lo representa. Con una comunidad capaz de permanecer en su territorio y autogestionar su desarrollo: con sistemas de producción y canales de comercialización que garantizan la seguridad alimentaria y la generación de ingresos, sin afectar nuestros recursos naturales, con todos los elementos del bienestar social asegurados y en correspondencia con nuestra identidad cultural.

Inscripción Boletín de Noticias

 
http://www.youtube.com/v/oKzdCgUKzuw